Prueba y Error

Cuando se tiene una idea que uno cree que podría tener éxito, la mejor forma de comprobarlo es poniéndola en práctica. En la Universidad, un profesor, máster en Matemáticas, nos decía con frecuencia: “Hay que poner las ideas a trabajar, hasta el sabio que pasa todo el día meditando acerca de todo lo bueno que puede hacerse, en algún momento debe hacer útil todo ese conocimiento”

La única forma de saber si algo funciona o no es probándolo bajo condiciones reales, dejando la especulación a un lado. Steve Pavlina detalla los prinicipales problemas de pensar demasiado si funcionará o no:

Pensar en base al miedo: Te puedes convencer de que la prueba fallará. “La mayoría de los negocios nuevos fallan, así que ni lo intentaré siquiera”

Sobre-simulación: Demasiadas simulaciones mentales de posibles situaciones pueden confundirte. Haces ver al reto más grande delo que es. “No sé como mi jefe reaccionará si pido un aumento, así que me prepararé para todo”

Tomar riegos innecesarios: Puedes sobreeestimar las oportunidades de éxito, cuando has fracasado en pruebas a menor scala. “Hey, este programa multinivel me hará rico. Mira, todos esos testimonios!”

Sobreestimar el fracaso: Aun si tus pruebas fallan miserablemente, te recuperarás. Si sentirse rechazado es un posible resultado, pero tener un gran éxito también lo es, entonces se está sobredimensionando el riesgo, si dejas que te detenga. “Si solo supiera si aceptará si es que la invito a salir”

Sucumbir ante las criticas: Si la idea se queda en tu cabeza mucho tiempo, la opinión de otros empezará a influenciar en tus propios pensamientos, confundiéndote aún mas. “Linda dice que debería volver a estudiar, pero John dice que es una pérdida de tiempo”.

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *