Prueban existencia del Memristor, el cuarto elemento básico de los circuitos integrados

En el pasado, la teoría de los circuitos electrónicos ha girado en torno a tres componentes fundamentales: la resistencia, el condensador y el inductor. Un cuarto elemento ha sido agregado a la lista: el memristor, que tiene la propiedad única de retener un historial de la información adquirida.

Investigadores de Hewlett-Packard (HP) han solucionado un misterio originado hace 37 años al probar la existencia del cuarto elemento básico en los circuitos integrados. El memristor -derivado de memory y resistor– podría hacer posible el desarrollo de sistemas de computación más eficientes en el ahorro de energía con memorias que retengan información aún después de ser apagadas -no habría que esperar a que cargue el sistema operativo después de encenderlos- y asociarían informarción de manera similar a la de un cerebro humano.

Postulado originalmente en 1971, Leo Chua, de la Universidad de California en Berkeley, sospechó la existencia del memristor basado en la simetría. Hay cuatro variables fundamentales en un circuito: corriente eléctrica, voltaje, carga y flujo magnético. Existe la resistencia para relacionar la corriente al voltaje, condensadores para relacionar el voltaje a la carga e inductores para relacionar la corriente al flujo magnético, pero faltaba algo que relacionara la carga con el flujo magnético. Ese algo es el memristor, cuyas propiedades no pueden ser duplicadas por combinación alguna de los otros tres elementos.

Actualmente, el personal de los laboratorios de HP están creando dispositivos simples de almacenamiento de datos usando memristors, logrando almacenar 100 gigabits en un solo chip de un centímetro cuadrado y creen que pueden alcanzar hasta un terabyte o más, con la velocidad de acceso de una memoria DRAM. Esto es mucho más de lo que pueden almacenar las actuales memorias flash. Una tecnología similar en este sentido es la racktrack de IBM.

Sin embargo, este descubrimiento podría impulsar el desarrollo de una nueva clase de memoria de computador que eventualmente desplazará a la DRAM que conocemos. Los computadores que utilizan DRAM requieren de un lento proceso de carga para recuperar los datos almacenados en un disco magnético. Computadores con las nuevas memorias basadas en memristors podrían retener información aún después de ser apagadas, resultando un ahorro de energía y de tiempo.

Esta funcionalidad podría aumentar el auge del cloud computing, que requiere una infraestructura de cientos de miles de servidores y sistemas de almacenamiento, los cuales requieren de grandes cantidades de energía para recuperar y proteger la información de millones de usuarios alrededor del mundo.

Fuentes:
Maintaining Moore’s Law with new memristor circuits
Scientifics create first circuit memristor: missing fourth electronic circuit element
Researchers Prove Existence of New Basic Element for Electronic Circuits

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *