SnapNames y Halvarez: uno de los mayores escándalos en Internet

SnapNames, uno de los mayores sitios de backorders (captura de nombres de dominios expirados) es protagonista de uno de los más grandes escándalos relacionados con Internet y el mercado de dominios. La compañía reconoce que uno de sus empleados estuvo inflando artificialmente las subastas de nombres de dominios creando un perjuicio para los clientes de la empresa por $25 millones (estimados hasta el momento) durante varios años.

El aftermarket de los dominios

El aftermarket de dominios expirados es una industria que mueve mucho dinero. Una vez que los dominios expiran (cuando su registrante no ha pagado la cuota anual) el dominio entra a un “período de gracia” luego del cual el dominio se libera nuevamente para ser registrado por cualquier persona. Existen compañías que se dedican a hacer backorders para sus clientes, lo que consiste en tratar de registrarlo inmediatamente luego de que son liberados.

La diferencia entre registrar o no un dominio liberado puede depender de microsegundos, por lo que las empresas que cuentan con una infraestructura grande tienen las de ganar contra una persona que intenta registrarlo manualmente. De hecho ahora se da casi por sentado que no se puede registrar manualmente ningún dominio que pueda tener un valor económico para el mercado.

La mayoría de empresas dedicadas a hacer backorders implementan una subasta luego de capturar el dominio exitosamente: si hay varios clientes interesados en el dominio empieza un proceso de puja que puede elevar el costo de ese dominio hasta cuánto los clientes estén dispuestos a pagar por él.

Las empresas capturadoras de dominios más importantes son: SnapNames, Pool, NameJet.

Un falso usuario en SnapNames

Una de las empresas más fuertes es SnapNames quien tiene un alto índice de éxito al competir por las capturas de nombres. SnapNames es propiedad de Oversee.net, un conglomerado que incluye al registrador Moniker.

Los usuarios desde hace algunos años notaron algo curioso: Había un usuario que participaba en muchas subastas pero que en la mayoría de ellas perdía. El nombre de usuario era halvarez.

Despertaba suspicacias este comportamiento, haciendo sospechar que era un bot o un empleado que inflaba las subastas para hacer que el interesado termine pagando mucho más por el dominio. Pero todo eran sospechas. Incluso se generaban chistes entre domainers del tipo “… captura menos que halvarez“.

La noticia llegó la semana pasada: SnapNames empezó a enviar un email a sus usuarios donde indicaba que había detectado que un empleado usaba una cuenta para pujar en las subastas. Este es un extracto del texto:

Recently, SnapNames discovered that an employee had set up an account on the SnapNames system under a false name and, under this name, bid in SnapNames auctions. This is a clear violation of our internal policy and was not approved by the company. We deeply regret that this conduct has impacted our customers.

En el email se anuncia que la empresa ha evaluado el impacto de estas acciones y afirma que afecta a un 5% de las subastas desde el 2005 al 2007.

Reconoce que esto generó una ganancia de aproximadamente 1% de los ingresos desde 2005. Afirma que cerró la cuenta inmediatamente y que planea remediar los daños.

Devolverá los valores que el cliente tuvo que pagar en exceso en comparación con lo que hubiera pagado si el falso usuario no hubiera intervenido en la subasta. Se agrega un interés financiero (5.22%) por el tiempo que ha pasado desde la subasta.

SnapNames habilitó una página de preguntas frecuentes.

¿Quién es Halvarez?

En foros y blogs de domainers se comentaba insistentemente que SnapNames se refería a halvarez a pesar de que no se lo mencionaba directamente en el email emitido por la empresa.

Nelson Brady "halvarez"

Nelson Brady "halvarez"

Las sospechas fueron confirmadas cuando se publicó que Nelson Brady, Vicepresidente de Ingeniería era quien usaba el nombre de usuario “halvarez” para pujar en las subastas de la compañía.

Las dudas que persiten

Tras las explicaciones de SnapNames, los domainers y otros usuarios aún guardan dudas sobre algunos aspectos de esta noticia, como por ejemplo:

  • ¿SnapNames conocía sobre las actividades de halvarez? Los usuarios habían estado comentando en foros especializados por años sobre el extraño comportamiento del usuario halvarez. Anteriormente la compañía ya había manifestado, ante los comentarios, que halvarez no tenía ninguna relación con la empresa y que era un usuario tan normal como cualquier otro.
  • ¿Qué beneficio obtenía realmente Nelson Brady de sus acciones? Al subir los precios de las subastas el beneficiario directo era la compañía, no Brady.
  • ¿Cómo es posible que alguien como Nelson Brady llegue a ocupar un puesto tan importante?
  • ¿Cómo pudo una sola persona participar y controlar tantas subastas? Hay teorías sobre que Brady usaba scripts que le permitían automatizar su participación y otras de que en realidad no era una sola persona (algunos exagerando lo comparan con la “teoría del asesino solitario”) sino que eran varias y que sus acciones eran del conocimiento y la aprobación de SnapNames.
  • Si SnapNames hubiera estado al tanto de las acciones de halvarez… ¿qué fue lo que los llevó, ahora, a reconocer la irregularidad?

Espera próximamente otra entrega sobre las acciones legales que algunos usuarios están preparando contra SnapNames.

Author: Byron Mayorga

Tratando de conjugar la tecnología y los negocios.

Share This Post On

7 Comments

  1. Reportaje en @tecnodatum: SnapNames y Halvarez: uno de las mayores escándalos en Internet http://bit.ly/PFQQK

    This comment was originally posted on Twitter

  2. Reportaje en @tecnodatum: SnapNames y Halvarez: uno de las mayores escándalos en Internet http://bit.ly/PFQQK (1ra parte)

    This comment was originally posted on Twitter

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *