Principales tipos de financiamiento para startups

El nacimiento de todo proyecto en el área tecnológica requiere de una inversión económica inicial que, en la mayoría de las ocasiones, el propio emprendedor no posee. Por eso, si se dispone de una buena idea es imprescindible contar con el capital que permita materializarla.

El primer paso para buscar ese impulso financiero a un proyecto está en entender los diferentes esquemas usados para acercar desarrolladores de proyectos con posibles financiadores de los mismos. ¿Cuáles son las principales fuentes de financiamiento a las que puede accederse?. Ésta es una breve revisión de las principales metodologías usadas. El análisis se ha hecho principalmente sobre mercados más maduros, en esta materia, que el nuestro.

Si la posibilidad de autofinanciar el proyecto a través de nuestro propio trabajo, desarrollando tareas de consultoría o mediante un préstamo de algún familiar o amigo no nos seduce, el financiamiento de una startup deberá conseguirse explorando otras alternativas que ofrece el mercado.

Una de ellas son los inversores ángeles o Business Angels.

Estos especialistas en detectar nuevas oportunidades de negocio brindarán capital a cambio de una participación en nuestra startup. En España, Estados Unidos y el mercado europeo ha crecido en forma continuada el volumen de este tipo de inversiones en los últimos años, incrementándose por ejemplo en Estados Unidos un 33% durante el primer trimestre de 2010 en comparación con el mismo período del año pasado.

Cada vez son más los emprendedores que intentan seducir a los inversores ángeles. Para encontrarlos, es posible consultar distintos sitios especializados en Internet o buscar eventos públicos patrocinados por inversores ángeles en nuestra región de influencia, concretando relaciones empresariales que puedan ayudarnos a conocer a inversores de esta clase. Para poder tener éxito es imprescindible contar con un completo plan de negocios, y saber que la participación de los inversores ángeles en la startup no debe significar resignar el control sobre nuestra idea o negocio.

Más alternativas

Otra opción es hallar un Venture Capital o fondo de inversión. La diferencia con relación a los inversores ángeles es que estos fondos buscan obtener mayores ganancias en un tiempo más corto, privilegiando aquellos emprendimientos que cuentan con un gran potencial de proyección internacional a corto plazo. Su participación en el mercado sigue siendo importante, pero en el terreno específico de las startups ha descendido en comparación con el volumen de las inversiones del tipo Business Angels.

Una tercera posibilidad es intentar ingresar en una incubadora de startups. Denominadas “incubadoras de fondo semilla”, son cada vez más populares en el mercado europeo y norteamericano y, poco a poco, van ingresando en Latinoamérica. En ellas nos brindarán el apoyo técnico necesario para poder consolidar el proyecto y acceder a fuentes de financiamiento.

Por último, puede mencionarse al crowdfunding, una aún incipiente estrategia de financiación para startups que recién da sus primeros pasos en las economías más fuertes del mundo. Se trata de herramientas web que aportan contactos entre inversores y emprendedores, pero en las cuales la propiedad del proyecto queda siempre en manos del emprendedor y los inversores no reciben una participación en el negocio, sino solamente una mención en la web sobre su colaboración. Esta estrategia persigue una financiación más transparente, colaborativa, accesible y global, en la cual no sean tan importantes los contactos del emprendedor sino las condiciones del proyecto y su recepción social.

Te dejamos una lista de unos cuantos sitios que implementan el crowdfunding:

Author: Byron Mayorga

Tratando de conjugar la tecnología y los negocios.

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *