Ilya (primero de la izquierda) junto al equipo de Diaspora